....*

Simpatía: Del pañuelo con el anillo - TU PAREJA TE ES FIEL?




Dentro del acuerdo tácito o explícito que constituye la base del tipo de pareja convencional (ya que las hay de varias clases) la infidelidad suele ser una de esas grandes amenazas, capaces destruir hasta la relación más hermosa y más enriquecedora.

Hay que mantenerse alerta contra ella, pero hay que hacerlo primero desde adentro.

No podemos exigir a nuestra pareja algo que somos incapaces de dar y, ante todo, debemos ser lo suficientemente maduros como para hablar de lo que nos inquieta con la persona a la que amamos.

Si no hay confianza en la pareja, la infidelidad puede surgir sola, sin ninguna ayuda exterior.

- Qué necesitas?

Un anillo, un pañuelo, un vaso de agua con sal (de la que tengas) y vinagre.

El anillo puede ser de cualquier material o forma, bastará con que podamos introducirlo en nuestro dedo anular.

Si es demasiado pequeño no servirá.

El color del pañuelo tampoco es relevante.

Sería mejor que fuera blanco, pero valdrá cualquiera exceptuando el negro o colores demasiado oscuros.

El agua salada puede ser sustituida para un mejor resultado por agua marina.

Las propiedades mágicas de esta última son mucho mayores, aunque de no disponer de ella no importará el uso de agua del grifo, siempre que pongas un puen puñado del condimento en ella.

El vinagre puede también ser de cualquier tipo.

- Qué hacer?

Introducir el anillo por una de las esquinas del pañuelo, empujándolo hasta la mitad del mismo.

Mezclar el agua y el vinagre.

Sumergir el pañuelo con el anillo en el agua con vinagre.

Dejar que el pañuelo quede bien empapado y sacarlo.

Colgar de un lugar alto el pañuelo empapado de la esquina por la que metimos el anillo.

Esperar toda la noche y, al amanecer, comprobar si el anillo sigue en su sitio o si, por el contrario, se ha caído.

El agua con vinagre es un oráculo excelente que ya era utilizado en la Edad Media como sistema mágico.

Sus propiedades mágicas son innegables y, para cumplir con la función de este ritual, la mezcla de los ingredientes que señalamos es de una utilidad absolutamente indiscutible.

Cuando comprobemos que el anillo ha caído, tendremos nuestra respuesta:

Si está en el suelo, en un charco del agua con vinagre que el pañuelo ha goteado durante toda la noche, podremos decir, sin miedo a equivocarnos, que nuestra pareja no nos es fiel.

En ese caso y con mucho tacto deberemos hablar con ella de su supuesta infidelidad, intentando que verifique tal hecho con sus palabras, y sólo si lo hace tratar de ir entendiendo el tema desde una óptica de comprensión y de confianza.

Nunca debemos olvidar que - al igual que sucede con nuestros hijos -, ni el sentimiento ni el vínculo objetivo nos asignan títulos de propiedad ni pertenencia sobre el otro, que no deja de ser una persona libre e independiente, con sus derechos naturales, legales y divinos para hacer de su vida lo que quiera, por más que ello nos afecte.

Lidiar con la frustración y superarla mediante la aceptación será entonces nuestra tarea y no la del otro, y si perdonamos deberemos hacerlo en serio para que el rencor no nos termine perjudicando aún más.

En el caso contrario - si el anillo sigue en el pañuelo -, significará que nuestra pareja nos es fiel y que estamos dudando de ella sin motivo alguno, así que será mejor olvidar el tema, a no ser que no nos importe que de tanto insistir con la idea, se termine haciendo realidad...




----------------------------------------------
simpatías y otras fórmulas esotéricas en
TAROT DE MáXIMO
fuente: consultorioesoterico
imagen: versión moderna (e invertida) de Alegoría del Amor I: Infidelidad
de Paolo Veronese, realizada por Maisie Broadhead




* Si no ves el contenido de este post es porque estás usando algún bloqueador de publicidad junto a tu navegador. Elige Desactivar en tarotdemaximo.blogspot.com en el menú que se despliega al clickear sobre el ícono de opciones (en la barra de navegación), y luego actualiza la página. Gracias!