....*

Simpatía: De la planta, los clavos y el agua especial - ACABAR CON LA COMPETENCIA DESLEAL




Dentro de una economía de libre mercado, la competencia es un bien común compartido entre clientes y proveedores que beneficia a los primeros con mejoras relativas a la calidad y el precio de los productos y a los segundos incentivándolos a potenciar su espíritu de superación.

Una forma de optimizar un negocio es establecer un equilibrio entre gastos e ingresos, no ser inmovilista en cuanto a ideas y a técnicas punteras se refiere y cuidar, casi mimar, a los clientes, puesto que estos son el elemento del que se va a nutrir nuestra cartera.

Si somos justos, amables y generosos con ellos, estos nos corresponderán con su fidelidad y apoyo, estableciendo entre ambos unos lazos que vayan más allá del mero hecho crematístico y mercantilista.

A pesar de todo lo anteriormente mencionado, también debemos reconocer que, en cuanto a competencia desleal se refiere, hay factores que se escapan a toda regla y previsión.

Existen enormes 'tiburones' que navegan por el mundo empresarial a dentelladas y nos amenazan con sus imprevisibles acciones.

A ellos va destinado el siguiente ritual, que hará efectiva la necesidad y deseo de despejar la competencia desleal (también llamada comportamiento anticompetitivo, que son todas aquellas actividades de dudosa honestidad que puede realizar un fabricante o vendedor para aumentar su cuota de mercado) de nuestro camino.

Y deberemos valernos de ella sólo en caso de que efectivamente hayamos comprobado que se trata de ese tipo y no de la más sana y común, en la que se piensa en obtener lo propio pero sin necesariamente afectar lo de los otros.

INGREDIENTES

4 litros de agua del grifo

8 clavos

1 puñado de hojas y flores de romero (secas o frescas)

1 puñado de ruda (ídem)

1 puñado de sal y pimienta

1 cubo (balde) nuevo para fregar

1 vaso de amoníaco

zumo (jugo) colado de un limón

zumo también colado de una lima

1 bayeta - o trapo de algodón o lana - verde nuevo

Guantes de plástico o látex

1 planta verde cualquiera, pero de hoja perenne (que mantenga el follaje a pesar del cambio de estación) plantada en una maceta de barro cocido


PREPARACIÓN

Antes que nada compraremos la planta - que tenga la maceta de barro (si no es así, la trasplantaremos a uno) - y enterraremos en ella tanto los clavos como los restos de tomillo y ruda utilizados para elaborar el cocimiento del agua de fregar que explicaremos a continuación.

Deberemos situarla cerca del teléfono o de la caja registradora.

Y lo que vamos a explicar a continuación trata de esa potente agua preparada para eliminar de nuestra vida la competencia desleal antes referida.

PROCEDIMIENTO

En primer lugar, pondremos (en algún recipiente adecuado) los cuatro litros de agua al fuego y, cuando arranque a hervir, incorporaremos los clavos, el romero, la ruda, el puñado de sal y la pimienta y lo taparemos.

Al cabo de unos cuarenta minutos, apagaremos el fuego y colaremos el contenido del agua, poniendo en la tierra de la planta el material restante.

Luego llenaremos el cubo con el líquido resultante y le añadiremos el vaso de amoníaco y los zumos colados de limón y lima, estando ya en condiciones para proceder al fregado de la superficie del negocio.

Llegado un día martes dicha mezcla la utilizaremos para fregar por la noche (pero siempre antes de la medianoche) el suelo del negocio, local o despacho donde ejercemos nuestra profesión.

No hay límite para la cantidad de martes a hacerla, pero conviene hacerlo un par de veces y esperar a ver qué sucede.

De ser necesario siempre la podremos repetir luego para potenciar su energía.

En el caso que tengamos el despacho o negocio instalado en una parte o sector de nuestra vivienda, deberemos fregar la totalidad del suelo de la misma, incluyendo la zona destinada a uso privado.

Pero en primer lugar, limpiaremos el espacio de la forma acostumbrada, asegurándonos que no hay restos de suciedad en la misma, y recién después procederemos a fregar toda la superficie del suelo, escurriendo bien la bayeta o trapo verde en la portentosa agua que contiene el cubo.

Dicha operación la realizaremos empezando por el fondo y en dirección a la puerta de entrada.

Para fregar, protegeremos nuestras manos con unos guantes de plástico.

Una vez esté todo completamente fregado, tiraremos el agua sucia a una alcantarilla alejada de la puerta del negocio, y lavaremos y enjuagaremos todo lo empleado de manera habitual...







--------------------------------------
simpatías y otras fórmulas esotéricas en
TAROT DE MáXIMO
fuente: hechizos.us





* Si no ves el contenido de este post es porque estás usando algún bloqueador de publicidad junto a tu navegador. Elige Desactivar en tarotdemaximo.blogspot.com en el menú que se despliega al clickear sobre el ícono de opciones (en la barra de navegación), y luego actualiza la página. Gracias!

ShareThis