....*

Invocación a: Djinn, rey del Elemento Fuego - ENCIENDE Y LIBERA NUESTROS CORAZONES




Si estás de pie en el calor de un día de verano, y buscas en el cielo, puedes quedar deslumbrado por el resplandor de la luz, pero si miras fijamente en lo profundo del corazón de un bosque en llamas, tal vez puedas ver una figura resplandeciente que danza en el centro.

Ese es Djinn, y su reino queda en el corazón del Sol y de todos los fuegos de la Tierra, porque él es el Señor del Elemento Fuego, y reside bajo la jurisdicción del Arcángel Miguel, su amo.

Cuando se le pide protección a Miguel, se puede ver a Djinn fluctuando a su lado, ávido por cumplir sus mandatos, como un magnífico genio de la lámpara.

Juntos, estos poderosos seres dirigen y controlan el movimiento del fuego, y las fuerzas de la energía de vida alrededor de la tierra.

Quien ve a este rey omnipotente dice que se le aparece como una explosión de energía estallando en luz, de forma puntiaguda, dotado con zarcillos de calor al rojo y chispas de fuego, una vibrante masa de llama viviente.

Sus ojos de diamante brillan con la oscuridad como ascuas de carbón, y su capa va del centelleante amarillo al rojo de la lava fundida, cuando hace erupción desde la profundidad de los iracundos volcanes del planeta.

Es imponente en magnitud, y tan incontenible y aterrador como una tormenta eléctrica, pero - aunque parezca feroz - también puede ser tan gentil y confortante como la trémula luz de una vela en un cuarto oscuro, o el calor moderado de una lámpara en una noche invernal.

Se dice que si nos atrevemos a captar su mirada, Djinn nos retendrá inmóviles y cautivos, suspendidos en ella, a medida que quema hasta llegar a los profundos deseos de nuestros corazones - deseos que laten en el centro de nuestro ser - y que cuando habla el crujido de las hogueras resuena en su voz.

Es por la fuerza del poder de Djinn que se acercan las diminutas chispas de luz - las Salamandras de su Reino - cuando se enciende cualquier fogata.

Luminosas y exigentes, llevan sus linternas dentro de sí mismas, llameantes y chispeantes, titilando y cayendo en forma de cascada mientras lo rodean, estallando con energía en su insistencia por entrar en acción.

INVOCACIÓN

Invoco a los Elementales del Fuego.

Invoco a Djin, caudillo de las Salamandras.

Invoco a los poderes del cambio y de la luz.

Invoco al fuego que consume las mezquindades,
vicios y bajas pasiones.

Invoco a estas fuerzas para que me concedan
fortaleza para cambiar, 
y me liberen de todos aquellos conjuros,
maleficios y negatividades ejercidas sobre mi persona...





------------------------------------------
oraciones - invocaciones y novenas en
TAROT DE MáXIMO
fuente: Order of the White Lion




* Si no ves el contenido de este post es porque estás usando algún bloqueador de publicidad junto a tu navegador. Elige Desactivar en tarotdemaximo.blogspot.com en el menú que se despliega al clickear sobre el ícono de opciones (en la barra de navegación), y luego actualiza la página. Gracias!

ShareThis