....*

Invocación a: La Señora Mercedes, Madre de la Séptima Raza Raíz (Niños Índigo y Cristal) - LIBERACIÓN PARA QUIEN SE SIENTA APRESADO




La Madre Mercedes es la actual Chohán Regente del Séptimo Rayo, y la Madre de la Séptima Raza: Los niños índigos o cristal, que está trayendo a la encarnación su Complemento Divino, el Manú Saithru.

Se la ha conocido desde tiempos muy remotos como miembro de la Jerarquía Espiritual y hermana de la Madre Kwan Yin, la Diosa de la Misericordia para China y Japón.

En la Edad Media se la representó sentada y con el niño Jesús en las piernas, como el Redentor y la Redentora.

El niño hace alusión a cada uno de nosotros y a todos los índigo de la Séptima Raza.

Para la Nueva Era, la imagen de la Madre viste un traje blanco como la nieve y brillante como el sol, con brocados en oro - que representan la Edad Dorada - y tachonado de amatistas.

Su mirada es de grandes y penetrantes ojos de color violeta.

Y aunque su apariencia es la de una hermosa, dulce y serena joven, es a la vez un Ser de Luz de gran carácter, ya que su labor así lo amerita, al enfrentarse a las más duras condiciones de las energías siniestras que atan a los seres humanos durante la encarnación

Porta la inmensa Corona de la Libertad, en oro y enjoyada de relucientes amatistas, sobre un cabello abundante, hermosamente extendido sobre sus hombros y cubierto por un fino velo blanco.

También lleva en su pecho la Cruz de Malta de la Libertad, y en sus dos manos los fragmentos de una cadena rota en pedazos, que simbolizan la liberación del 'velo de maya', la ilusión de la materialidad que nos apresa.

Por eso ella es la Libertadora de los Cautivos, porque la Merced es la virtud divina de conceder, por vía de Gracia o Regalo Divino, el don espiritual de la Libertad, sea merecido o no por el apresado.

Como virtud es indudable que existe; su definición aparece en todos los diccionarios; por lo tanto es real y tiene vida; posee voluntad, inteligencia, amor, y actúa e inspira devoción.

Su acción de liberación consiste en hacer recobrar la capacidad perdida del Libre Albedrío, que es la autodeterminación de la voluntad, que nos permite actuar libremente, como deseemos, en nuestra condición de Corrientes de Vida Independientes.

Tiene sólo  una restricción: Nos permite actuar sin impedimentos, siempre y cuando nuestros actos no interfieran con los derechos equivalentes de otras personas.

Es importante que en los lugares de cautiverio de cualquier índole, se tenga una figura de la Madre Mercedes, para que, al contemplarla, el cautivo se polarice en la LIBERACIÓN y atraiga su radiante presencia, que le brindará la efectiva LIBERACIÓN.

Así que, si estás oprimido o cautivo de alguna situación, preso en cualquier circunstancia, llama a Mercedes, tu Madre Liberadora, y ya verás como acudirá a ti de inmediato para auxiliarte.

Así la invitación de hoy es a visualizar la Presencia de la Madre Mercedes, para que mediante esta actividad se nos fije positivamente la LIBERACIÓN en la mente, para romper todas las cadenas que nos atan a condiciones de vida inarmónicas, y que nos impiden vivir en La Presencia de Dios.

Visualizarla frente a nosotros es dejar que toda su luminosidad radiante como el sol haga que toda oscuridad sea disipada, que su mirada penetrante de ojos violetas nos complete, disolviendo en, a través y alrededor nuestro, toda mácula acumulada por vivir en la imperfección.

Esto es lo que permitirá que todo nuestro ser se inunde de su Luz Liberadora...





------------------------------------------
oraciones - invocaciones y novenas en
TAROT DE MáXIMO
fuente: Metafísica Sede Central
(metafisicasedecentral.com)




* Si no ves el contenido de este post es porque estás usando algún bloqueador de publicidad junto a tu navegador. Elige Desactivar en tarotdemaximo.blogspot.com en el menú que se despliega al clickear sobre el ícono de opciones (en la barra de navegación), y luego actualiza la página. Gracias!

ShareThis