....*

Aclaración: Ofrenda de premio o sacrificio (solicitando milagros) - MI HUMILDE OPINIÓN




Hace muy pocos días tuve ocasión de disfrutar un interesante intercambio de posiciones respecto a estas dos ofrendas que suelen brindar quienes solicitan algún tipo de gracia al Padre, o a cualquier otra entidad espiritual superior.

En el caso de la magia ceremonial, ello se convierte en el único medio por el cual el mago puede acceder a las energías presentes en el plano que invoca, dado que la Ley de Compensaciones (o Equilibrio) rige en todos los niveles.

De este modo, una privación consciente y voluntaria permitiría tomar de otra fuente una energía de la misma intensidad que la necesaria para efectuar el 'milagro'.

No pretendo dar una clase de teología sobre el tema, ni nada por el estilo, sino sólo expresar mi punto de vista, basado en el sentido común y los conocimientos que he ido pudiendo reunir durante mis años de dedicación al Tarot y estudio del esoterismo.

En general pareciera ser que cada vez que alguien hace una promesa, ella conlleva el sentido implícito de algún tipo de sacrificio autoimpuesto en pago por el favor concedido.

Entonces se pasan a asegurar cosas como: 'Si salvo el examen me rapo', 'si fulana se cura me voy de rodillas hasta tal o cual capilla', 'si me sale esta plata regalo el auto al primero que pase', etc.

Ante esto, lo que quiero decir es que debe ser un gran error proceder de tal forma, más allá de que me conste que es así cómo lo promueven la mayoría de las religiones tradicionales, tanto como otras más modernas.

Es que considerando más datos, no me parece muy conveniente basar la solicitud de un bien en esa promesa de un mal futuro a cambio, por más Ley Universal de Compensaciones que la justifique.

Porque si partimos de la base de que Dios es Amor - y debe serlo, porque de lo contrario el universo no tendría razón, tal como tampoco que nosotros odiásemos a nuestro propio organismo, para empezar - y que lo que nos desea es el Bien - como nosotros mismos esperamos que todas las partes que nos componen se mantengan en perfectas condiciones -  no tiene sentido esperar que vea en gracia cómo nos causamos daño innecesariamente.

Por eso me afirmo en la idea de que toda promesa debe implicar de por sí el ofrecimiento de alguna clase de premio, algo que llegado el caso nos pueda causar felicidad.

O sea que en vez de aquellos ejemplos, lo que deberíamos decir es: 'Si salvo el examen me tomo unas buenas vacaciones', 'si fulana se cura le hago una fiesta', 'si sale lo de la plata me compro la casa con la que siempre he soñado', etc., porque estoy seguro que es de esa forma que las voluntades se moverán mucho más rápido para concretar el deseo.

Dudo sinceramente que un tatuaje, una pelada, una caminata sufriente, o cualquier otro tipo de desprendimiento o renuncia, tengan un valor muy especial para Dios.

Y además, no debemos olvidar que todo lo que ahora existe fue primero una idea que tomó forma en un molde etérico en el plano que los psicólogos denominan subconsciente.

Todo lo que grabemos allí es lo que se termina manifestando, así que si prometemos algo que en el fondo no deseamos cumplir, calculo que no debemos estar colaborando para que las energías realicen una pronta cristalización del pedido.

Además, para transitar la vía dolorosa siempre habrá oportunidad, puesto que aun durmiendo generamos kharma, así que no creo que ganemos nada intentando infligirnos un castigo a propósito, sino que por el contrario, sólo conseguiremos complicarnos todavía más.

Pero como dice el encabezado, es sólo una simple opinión...





------------------------------------------
novedades - aclaraciones y agradecimientos en
TAROT DE MáXIMO




* Si no ves el contenido de este post es porque estás usando algún bloqueador de publicidad junto a tu navegador. Elige Desactivar en tarotdemaximo.blogspot.com en el menú que se despliega al clickear sobre el ícono de opciones (en la barra de navegación), y luego actualiza la página. Gracias!