....*

Simpatía: Del entierro exorcisante - PARA DEJAR DE FUMAR, BEBER Y OTRAS ADICCIONES




La obsesión es un estado en el cual un espíritu desencarnado ha tomado posesión permanente del cuerpo de una persona, después de haber expulsado a su dueño.

Hay casos en que los que la posesión no es completa, pero en los que de todas formas la entidad obsesante logra algo de control, obligando y sometiendo al obsesado a satisfacer algún tipo de vicio, ya sea porque se trate del mismo que el propio ser mantenía cuando vivo - y así logra obtener algo del placer físico que ello le generaba entonces - o de debilitar a su víctima para ir consiguiendo mayor control energético sobre ella.

Así no resulta raro ver como muchos encarnados se dan cuenta del daño que tal hábito les causa, pero les resulta casi imposible liberarse de él.

Es por eso que hoy les comparto esta simpatía de enterramiento para quienes quieran dejar de fumar, beber o cualquier otra adicción, cuestión de hacer que esa fuerza vuelva a su lugar de origen, valiéndonos de los elementos físicos que representan la misma.

Por favor, que esto no se confunda con una clase de moralina.

A mí me encanta el buen vino, adoro el champagne, y ni les digo una cerveza helada, un mojito o un daiquiri.

No fumo y no he probado ni un porro, pero no significa que me moleste que a otros les guste.

Así que no seré yo quien se rasgue las vestiduras, para eso ya hay bastantes.

El problema es - como todo - el exceso, que es ahí donde entran estos astrales.

Me parece que quien lo lleve bien no debiera ni preocuparse

Pero en el caso de que tú también quieras liberarte, procede así:

 - Separa los últimos 4 cigarrillos de un paquete de 20, o la cuarta parte de tu botella de bebida alcohólica preferida.

Si a los cigarros los compras por 10, guarda 3.

- Fuma cada uno hasta la mitad (no tienen por qué ser todos el mismo día) y guarda el resto en una pequeña caja, si es de madera mejor. Haz lo mismo con la bebida, consumiendo hasta la mitad de lo que habías guardado.

En este último caso puedes usar la misma caja en las que suelen venir.

- Luego, una noche de miércoles (que favorece la comunicación) - siempre después de las 18:00 hrs y antes de las 6:00 -, acércate hasta el cementerio más próximo - tratando de que sea durante un cuarto menguante de luna (cuando las ánimas están más debilitadas) -, y trata de enterrar por allí a la caja (por lo menos ponle un poco de tierra encima, que puedes llevar aparte en una bolsita).

- Dile mentalmente al obsesante que le perdonas por haberte causado tal daño y dependencia, pero que ya no le deseas contigo, y que en su intercesión le rogarás a Dios para que le libere y ascienda.

- Termina con un Padre Nuestro y vuélvete a tu casa sin mirar atrás ni una vez, y el vicio ya habrá desaparecido.

Y eso sí, después de esto no te atrevas a llevarte de nuevo un vaso o un cigarro a los labios, a no ser que quieras volverte presa de algún oscurecido mucho más poderoso aún, no te olvides que están desesperados porque les brindes la oportunidad de absorber algo de luz, sobre todo esa que empezaste a avivar cuando te sacaste el primero...





--------------------------------------
simpatías y otras fórmulas esotéricas en
TAROT DE MáXIMO




* Si no ves el contenido de este post es porque estás usando algún bloqueador de publicidad junto a tu navegador. Elige Desactivar en tarotdemaximo.blogspot.com en el menú que se despliega al clickear sobre el ícono de opciones (en la barra de navegación), y luego actualiza la página. Gracias!