....*

Elemento de poder: El pene - ÓRGANO DIVINO DE LA FERTILIDAD




Alrededor del pene humano se han forjado las más aventuradas leyendas, mitos y creencias sobre si su tamaño disminuye con fumar o beber, sobre su flexibilidad que permite sólo a 1 de 400 hombres autopracticarse sexo oral, acerca de las clases de penes y otros aspectos como la duración promedio del coito (2:50), el reconocimiento de hombres de buen aspecto como productores de esperma fuerte o que 'no hace falta el cerebro' para alcanzar el placer.

En la civilización occidental, el pene es objeto de estudio, fuente de placer y referente de la masculinidad.

Como órgano sexual, su función se completa con la procreación; como objeto cultural, el pene deja de ser sólo una parte del cuerpo y se conceptualiza como fuerza, virilidad, grandeza y hombría.

El pene se convierte en una idea y coloca al hombre en un lugar dentro del imaginario social: qué lo hace ser y sentir? cuándo el pene es carne y cuándo un identificador social?

El órgano atañe las relaciones personales de los hombres y define la propia con su sexo a partir de las concepciones que haga desde su forma y su función.

Totems, obeliscos, torres, estatuas o figuras que aluden a una representación fálica han sido en las distintas civilizaciones símbolos de adoración y motivos de fecundidad.

Las celebraciones para la buena tierra o las peregrinaciones de mujeres adorando una figura fálica no resultaban extrañas en los primeros pueblos; esta práctica por dotar de significado y simbolismo a una figura recta en forma vertical detonaría en los estudios freudianos y en la asociación del pene con la masculinidad.

El pene es símbolo de poder y supremacía en el género masculino.

Las representaciones fálicas tuvieron fuerte presencia en los egipcios con Osiris, símbolo de la fertilidad, cuya leyenda señala que cuando Seth, su hermano, lo cortó en pedazos, Isis, esposa de Osiris, halló los trozos excepto su pene; por su parte, a Min se le considera el dios de la fertilidad y su representación es la de un hombre con el falo erecto.

En el Imperio Nuevo, Amón, a quien también se le representa con el pene levantado, adquirió la personalidad de Min; el culto a este suponía orgías, y su planta sagrada era la lechuga debido a sus propiedades afrodisiacas.

El dios Atum, según la cosmogonía egipcia, se creó mediante autofelación, por eso es llamado 'el que se crea a sí mismo', y dio vida a sus descendientes a través de la masturbación.

Para los griegos, un pene pequeño simbolizaba la belleza y la delicadeza y estaba acorde con los parámetros estéticos establecidos en cuanto a la proporción y el tamaño; un pene grande resultaba grotesco y su representación burda atendía a la sátira, la caricatura o la figura del esclavo.

De acuerdo con Aristóteles, los penes grandes son menos fértiles debido a que el esperma tiene que recorrer un camino más largo que lo hace 'enfriarse' y perder su fuerza.

Los griegos veían con malos ojos la circuncisión; el prepucio debía cubrir en su totalidad el glande, de otro modo resultaba un acto vergonzoso, inmoral y descortés que este quedara al descubierto.

En el caso de los atletas, estos amarraban una cinta al prepucio para 'ajustarlo' y evitar la salida del glande.

En el caso de Príapo, la mitología lo representa como un hombre fálico.

Con poderoso miembro, Príapo es el dios de la fertilidad y su figura ejerce control sobre la vida agrícola, plantas y animales, por ello su falo es símbolo de la fertilidad en la naturaleza, fuente de vida y poder.

El culto a Príapo auguraba abundantes cosechas.

En la religión hindú, la representación del dios Shivá se hace a través de la figura simbólica del lingam.

Esta se relaciona en estética con un falo y hace alusión a la energía de la creación que representa el pene y que se traduce en la veneración a este pilar.

El lingam suele presentarse junto a un ioni, figura que se identifica como el útero y significante de la energía femenina.

Para los nórdicos, Freyr se identifica como el dios de la fertilidad, de la lluvia y el sol, poseedor de la espada de la victoria, el jabalí de oro, y líder de los elfos.

Asociado con los buenos tiempos, el sol y la vida, Freyr se relacionó con la virilidad y la abundancia y se consideró un personaje fálico dentro del paganismo nórdico.

Rasputín, también llamado el 'monje loco', fue un mítico hombre originario de Siberia, una especie de adivino popular que se consideraba un santo.

La popularidad de Rasputín entre los zares vino después de que este, a través de desconocidos métodos, lograra controlar la hemofilia del único hijo varón del matrimonio de Nicolás II y Alejandra Fiódorovna, Alexéi Nikoláyevich, heredero al trono.

Pronto, Rasputín se involucró en la vida de los monarcas y entre la aristocracia.

Su palabra elocuente y evidente atractivo físico lo hizo irresistible entre las mujeres, junto a esto vinieron los rumores sobre sus excesos, prácticas sexuales insanas y comportamientos homosexuales; se dijo, incluso, que se relacionó sexualmente con la zarina y sus cuatro hijas, las Grandes Duquesas, además de intentar seducir al príncipe Félix Yusupov, quien más tarde conspiraría contra el monje para su asesinato.

El poder de seducción de Rasputín, además de su penetrante mirada y gran palabrería, fue su supuesto vigor sexual y su bien dotado miembro viril, del que se dijo, medía unos 40 cm, y con el que hizo gozar a más de una cortesana.

Después de que el círculo aristocrático conformado por Vladímir Purishkévich, el duque Dmitri Pávlovich Románov, el príncipe Yusupov, entre otros, determinara la mala influencia de Rasputín sobre los zares, estos decidieron asesinar al hechicero; le tendieron una trampa en el palacio de Félix Yusupov donde lo envenenaron, golpearon y dispararon para finalmente arrojarlo al río Neva.

El asesinato de Rasputín derivó en un sinfín de leyendas, sobre todo en lo que respecta a su miembro.

Se dijo que el grupo, antes de sumergir al monje, cortó su pene para conservarlo como trofeo.

Otra apunta a que, en la década de 1920, el miembro estuvo itinerante por Europa donde unos expatriados rusos creyeron que el pene les haría fértiles con sólo mirarlo.

Aunque los registros históricos señalan que fue hasta 1845 cuando Tonga se consolidó como un reino (el Reino de Polinesia) - con el comienzo de la dinastía Tupou encabezada por George Tupou I, el primer rey de Tonga -, el mito alrededor de Fatefehi lo sitúa entre la década de 1700, pero no fue su reinado motivo para mantenerse en la historia, sino su increíble hazaña sexual: al supuesto rey se le atribuye haber desvirgado a 37 mil 800 vírgenes a lo largo de 14 años, lo que significa que sostuvo relaciones sexuales con siete doncellas por día.

Esta insuperable cantidad deja la vara muy alta para los hombres y sus conquistas, y la posibilidad de que estas culminen en una gozosa relación sexual, no una, sino siete veces al día.

No se conoce mayor información sobre Fatefehi, su aspecto, descendientes, las doncellas o las proporciones de su miembro, aunque se puede asegurar que la magia para tan valerosa actividad física se concentró en el órgano copulador.

En Reykjavik, Islandia el culto por el pene sucede en un recinto a puerta cerrada.

En la década de los 70, Sigurður Hjartarson, un profesor de Historia aficionado al estudio de los falos, comenzó una colección de miembros viriles de todas especies animales, algunos recibidos como regalo.

Veinte años después, en 1997, Hjartarson inauguró el Museo del pene, único en su tipo, con el objetivo de 'exponer penes de toda la fauna autóctona de Islandia'.

La faloteca islandesa, como también se le conoce, tiene como misión resignificar a la falología y otorgarle un lugar en los campos de estudio del arte o la historia.

En 2011, el hijo del coleccionista seguiría el trabajo de su padre y conformaría un acervo de 280 penes de animales marinos y terrestres endémicos de Islandia, entre ballenas, un ejemplar de oso polar, focas, morsas y mamíferos.

La colección resguarda un pene de cachalote de casi 2 metros, el pene de un hámster que mide 2mm, objetos fabricados con testículos de toro, como lámparas, y otros ejemplares colocados como trofeos en las paredes del lugar.

El Museo del Pene está casi completo; en 2012 se consideró la ausencia de un ejemplar humano.

De esta advertencia surgió el proyecto documental The Final Member, dirigido por Jonah Bekhor y Zach Math; el video da cuenta de la competencia entre tres hombres dispuestos a ocupar la vitrina destinada para el falo humano en el museo.

Las condiciones para competir son avalar un certificado de donación de pene y que la muestra mida al menos 5 pulgadas...






----------------------------------
elementos de poder en
TAROT DE MáXIMO
fuente: artículo de Mónica Careaga publicado en
CLTRA CLCTVA (culturacolectiva.com)
imagen: estatua cercana al monasterio Erdene Zuu
de Mongolia, colocada allí para recordar a los monjes el
valor de su celibato (mongoliamonologues.blogspot.com)

* Si no ves el contenido de este post es porque estás usando algún bloqueador de publicidad junto a tu navegador. Elige Desactivar en tarotdemaximo.blogspot.com en el menú que se despliega al clickear sobre el ícono de opciones (en la barra de navegación), y luego actualiza la página. Gracias!

ShareThis