....*

Tema relacionado: Relación entre el Ojo de Horus y la glándula pineal - UNA VENTANA AL CIELO




A través de nuevos estudios acerca de la zona media del cerebro pareciera estar comprobándose aquello de que los antiguos egipcios ya conocían de donde viene la representación del 'ojo de la conciencia', y cuál es la glándula que despierta la visión clarividente.

En esoterismo al clarividente se le conoce como aquel que tiene el arte de ver (percibir) con otros sentidos, más allá de los cinco tradicionales.

Por ello a veces a tal facultad se le denomina 'sexto sentido'.

Los que cuentan con la misma expresan que ven con su 'tercer ojo'.

La glándula pineal, localizada aproximadamente en el centro de la cabeza, es ahora del tamaño de un garbanzo, pero algunos científicos aseguran que en el pasado pudo haber sido como una bola de ping pong.

Posee una abertura con forma de ojo, con un lente para distinguir luz, es hueca y tiene receptores para distinguir colores, además de una visión de 90 grados que puede ser dirigida desde arriba a los lados y viceversa.

La única dirección en la que no puede 'mirar' es hacia abajo.

Dentro de ella se encuentran moléculas de agua capaces de recepcionar las más finas frecuencias vibratorias del universo, y de decodificar todos los conocimientos acerca de cómo la realidad es creada.

Por eso es que su representación, como objeto de adoración y reverencia, puede encontrarse en casi todas las ruinas del Antiguo Egipto, no sólo como el Ojo de Horus sino también como una especie de piña (a cuya forma se asemeja muchísimo) que aparece plasmada en varios de sus antiguos templos, y continúa observándose hasta el día hoy en la iconografía asumida por muchas otras tradiciones místicas o religiosas, como en el Vaticano, e incluso en el cetro del propio Papa.

Y por eso también ha despertado desde siempre la atención de todo tipo de pensadores e iluminados de nuestra era.

En el siglo cuarto, por ejemplo, Posidonius de Byzantium ya teorizaba acerca de que la imaginación se debía a la parte del cerebro localizada en el ventrículo del medio.

Pero la verdad es que fueron muchos los preclaros a los que cautivó, aunque sin duda el que más se le aproximó fue el célebre filósofo y matemático francés René Descartes (1596-1650), quien en su libro Treatise of man no describió al hombre, sino a una especie conceptual del mismo, una criatura creada por Dios, compuesta de dos ingredientes: Un cuerpo y un alma.

Siendo base fundamental de su teoría, en tal visión la glándula pineal envolvía a todas las sensaciones humanas, tenía que ver con la imaginación y la memoria, y era la causa de los movimientos espontáneos del cuerpo.

Actualmente la ciencia le reconoce cuatro funciones principales mínimas, empezando por la de causar la sensación de sueño, y siguiendo por la de convertir las señales del sistema nervioso en endocrinales, regular esas funciones endocrinales y secretar la hormona melatonina, que ayuda a regular los procesos de la pubertad, así como a proteger al cuerpo del daño que infringen a sus células los radicales libres.

Sin embargo, a la vez se sospecha que podría ser la encargada de un par de tareas más que en la antiguedad ni se imaginaban aún.

O quizá sí?...




----------------------------
curiosidades y temas relacionados en
TAROT DE MáXIMO




* Si no ves el contenido de este post es porque estás usando algún bloqueador de publicidad junto a tu navegador. Elige Desactivar en tarotdemaximo.blogspot.com en el menú que se despliega al clickear sobre el ícono de opciones (en la barra de navegación), y luego actualiza la página. Gracias!

ShareThis