....*

Simpatía: Del escrito quemado - YA NO TE AGOTES, SUPERA LA ADICCIÓN AL TRABAJO



Sabido es que el trabajo cansa, y la productividad disminuye más allá de ciertos límites dados por la naturaleza de las tareas y la capacidad que tenemos para ejecutarlas.

Sin embargo, agotarse hasta los límites del embotamiento, y monopolizar la mente con las importantes y 'sagradas' cuestiones profesionales, en ciertos casos también parece cumplir una función calmante, producido por la famosa medicina 'del deber muy bien cumplido'.

Cuántos desaires de pareja, dificultades con la crianza de los hijos, e insatisfacciones personales de todo tipo son aliviados pretextando un 'ineludible' compromiso laboral, que se alarga tanto en horario que suprime el tiempo en el que se podría sufrir por aquellos temas?

 Y no sólo se utiliza de excusa el trabajo fuera de la casa, sino que la profesión de las labores domésticas tampoco se salva de esta dinámica, como en el caso de la obsesión por la perfecta limpieza del hogar, que devora todas las energías.

Es algo así como que si en vez de huir en el espacio - y apartarnos del lugar que nos produce problemas-, volcándonos en el trabajo consiguiésemos demorar, apartar y dejar pendientes las cosas desagradables, arropados bajo el pretexto de las 'mayores urgencias'.

Así, matarse trabajando es una de las más eficiente formas de suicidio, de anular la parte del Yo de la que proviene la angustia.

Mientras que el cansancio se siente como una 'noble muerte', en contraste la vida le parece al adicto mala para vivirse.

Pero el tema es que aunque en principio no lo parezca, esta forma fugitiva de agotarse para huir, no trae paz, sino que complica mucho más la guerra.

No por engañar a nuestras necesidades logramos que la angustia desaparezca, sino que más bien aumenta.

No querer pensar, como si el pensamiento que trae dolor fuera malo, es un error estratégico.

Muy por el contrario, pensar y - mejor aún -, expresarlo en palabras, escribiendo en detalle sobre lo que nos preocupa, sí es poner nuestra inteligencia en marcha para resolver tales dificultades.

Por eso te recomiendo que si te encuentras en uno de estos atascos, busques algún momento en el que puedas hacer catarsis anotando sobre un papel todo lo que te pasa, lo que sientas o piensas sobre tu situación, y que luego lo quemes en un fuego cualquiera.

Habrás logrado al menos sacarlo fuera de ti y verlo como en reflejo, como si fuera un cuadro, algo que le sucede a otro/a, para ahora sí, ya desde una perspectiva nueva - y luego de haberle dejado clara tu intención al universo mediante esa incineración - comenzar a tratarlo...



--------------------------------
simpatías y otras fórmulas esotéricas en
TAROT DE MáXIMO



* Si no ves el contenido de este post es porque estás usando algún bloqueador de publicidad junto a tu navegador. Elige Desactivar en tarotdemaximo.blogspot.com en el menú que se despliega al clickear sobre el ícono de opciones (en la barra de navegación), y luego actualiza la página. Gracias!

ShareThis