....*

Otra creencia: Delfines y ballenas - NUESTRO SALVOCONDUCTO PLANETARIO?




Según varias teorías relacionadas con los movimientos de la Nueva Era, los cetáceos son seres de altísima vibración que han venido al planeta con un propósito firme de ayudar al hombre a despertar a la llamada de su corazón.

Son sus frecuencias las que estarían ayudando a la Tierra, y a todos los que vivimos en ella, a anclar la luz, a vivir desde la alegría, la compasión, al desarrollo de las demás virtudes espirituales y al amor incondicional, así como a sentir lo que realmente somos en esencia, y a que nos desprendamos de tantas y tantas capas de control y miedo.

Sin embargo, estas no parecen ser ideas nuevas.

Por ejemplo, en algunas tribus ancestrales de Hawái, Australia y Nueva Zelanda, siempre se le han atribuido y reconocido poderes curativos a estos mamíferos acuáticos.

En ellas se asegura que nuestros antepasados, los delfines, son grandes sanadores que poseen la capacidad de aumentar y transformar las radiaciones energéticas de las personas.

Y hasta en la propia cosmogonía sumeria se menciona a Oannes - un semidiós mitad pez y mitad humano - como responsable de la creación del hombre.

Pero lo más impresionante de todas estas creencias se da en las cuevas de los indios dogones, en el norte de África, donde hay dibujos de delfines bajando de un ovni al mar, y los nativos aseguran que muchos de los conocimientos que poseen les fueron trasmitidos por los mismos.

Según cuentan, tanto estos como las ballenas provienen de la estrella Sirio.

Por supuesto que ello sería imposible de admitir si no fuera porque este pueblo ya tenía conocimiento de ese cuerpo celeste desde mucho antes que cualquier astrónomo antiguo o moderno, así como la información acerca de la distancia a la que está de la Tierra, de su órbita, y demás datos acerca de muchos otros planetas y sistemas estelares, algo que no deja de sorprender a los científicos de todo el mundo.

Ello se les habría sido enseñado por estos seres - a los que llaman Nommos o 'maestros de agua' - parecidos a peces, que venían del cielo, y que descendieron en un 'arca' que giraba en el aire - siendo roja como el fuego inicialmente, y volviéndose blanca al aterrizar -, tal como lo describen en las pinturas mencionadas.

Afirman que vivían en cualquier lado que tuviera agua, contaban con una inteligencia increíble, tenían el don crear la vida y eran la expresión máxima del amor.

Fue así que también supieron de la estructura en espiral de la vía láctea, y manifiestan que, de acuerdo con lo que se les dijo, existen más de mil millones de sistemas solares iguales al nuestro en el universo.

Describen a la Luna como 'seca y estéril', conocen a Saturno y sus anillos, saben que Júpiter - al que llaman Dana Tolo - tiene cuatro grandes satélites, y que los planetas describen órbitas elípticas alrededor del Sol.

Incluso así, y a pesar de todas estas extrañas 'coincidencias' igual se podría llegar a pensar que lo que allí se expone no es más que un divague generado por el mal uso de algún tipo de sustancia psicotrópica en sus rituales religiosos.

Pero el tema es que cada día aparecen más pruebas que demuestran el gran potencial de comunicación y otras proezas de la que son capaces estos cetáceos, lo que no sólo los igualaría al nivel de inteligencia de los seres humanos, sino que hasta los llevaría ciertamente más lejos...




La ballena y yo (en Península Valdes - Arg)



----------------------------------------
otras creencias en
TAROT DE MáXIMO
imagen: Dolphins and whales
 (Andrew Patsalou)




* Si no ves el contenido de este post es porque estás usando algún bloqueador de publicidad junto a tu navegador. Elige Desactivar en tarotdemaximo.blogspot.com en el menú que se despliega al clickear sobre el ícono de opciones (en la barra de navegación), y luego actualiza la página. Gracias!

ShareThis