....*

Irreflexión: El guerrero espiritual - HECHOS PARA COMBATIR




La pasividad es una violación de nuestra naturaleza, porque, en esencia, todos somos unos combatientes formidables. 

Cada ser humano es por derecho un guerrero que ha logrado su lugar en el mundo en una batalla de vida o muerte.

Véanlo así:

Al menos una vez, como espermatozoides, todos libramos la carrera por la vida - una contienda única contra millones de otros competidores - y ganamos! 

Ahora la batalla sigue, ya que estamos atrapados en las fuerzas del mundo. 

Una parte de nosotros lucha por desintegrarse y morir, y la otra intenta a toda costa mantener la vida y la conciencia.

No hay paz! 

Un guerrero se da cuenta de ello y lo usa en su favor. 

Su interés sigue siendo el mismo que animó a aquella chispa de vida que le dio origen: el acceso a un nuevo nivel de conciencia.

Se nos ha entrenado para vivir y morir dócilmente, siguiendo códigos de conducta antinaturales que nos ablandan, haciendo que perdamos el ímpetu inicial, hasta que el espíritu del hombre ya casi no se nota. 

Puesto que nacimos de la disputa, al negar nuestra tendencia básica, la sociedad en que vivimos extirpa la herencia guerrera que nos convierte en seres mágicos.

El único camino abierto al cambio, es que nos aceptemos tal como somos para trabajar a partir de ahí.

El guerrero sabe que vive en un universo predatorial. 

No puede bajar la guardia. 

A donde quiera que mire, él ve una lucha incesante, y sabe que es merecedora de respeto, porque es una lucha a muerte. 

Para un guerrero, ser armónico es fluir, no detenerse en medio de la corriente a intentar un espacio de paz artificial e imposible. 

El sabe que puede dar lo mejor de sí en condiciones de máxima tensión. 

Por eso busca a su adversario como el gallo de pelea, con avidez, con deleite, sabiendo que el próximo paso es decisivo. 

Su adversario no es su semejante, sino sus propios apegos y debilidades, y su gran reto es apretar las capas de su energía para que no se expandan cuando cese la vida, para que no muera su conciencia.

Háganse a ustedes mismos estas preguntas:

Qué estoy haciendo con mi vida? 

Tiene un propósito? 

Está lo suficientemente ajustada? 

Un guerrero acepta su destino, sea cual sea. 

Sin embargo, lucha por cambiar las cosas y hace de su paso por el mundo algo exquisito.

Templa su voluntad de tal forma, que ya nada puede moverle de su propósito.

Los brujos son libres, no aceptan compromisos con la gente. 

La responsabilidad es frente a uno mismo, no frente a otros. 

Sabes para qué fue colocado en ti el poder de la percepción? 

Has descubierto a qué propósito sirve tu vida? 

Cancelarás tu destino animal? 

Estas son preguntas de brujos, las únicas que de veras pueden cambiar algo. 

Si te interesan los demás, respóndete eso!.

Un guerrero sabe que lo que le da sentido a la vida es el reto de la muerte, y la muerte es un asunto personal. 

Es un desafío para cada uno de nosotros, que sólo los guerreros de corazón aceptan. 

Desde esta óptica, las inquietudes de la gente son sólo egomanía.

Somos como pájaros atrofiados. 

Nacimos con todo lo necesario para volar y, sin embargo, estamos permanentemente obligados a dar vueltas en torno a nuestro yo. 

El grillete que nos doblega es la importancia personal.

El camino para convertir a un ser humano común y corriente en un guerrero es muy arduo. 

Siempre se interpone nuestra sensación de estar en el centro de todo, de ser necesarios y tener la última palabra.

Nos creemos importantes. 

Y cuando uno es importante, cualquier intento de cambio se torna un proceso lento, complicado y doloroso...





--------------------------------
irreflexiones desprogramadoras en
TAROT DE MáXIMO
fuente: texto de Castaneda
imagen: Indian Warrior (Joe Grainger)




* Si no ves el contenido de este post es porque estás usando algún bloqueador de publicidad junto a tu navegador. Elige Desactivar en tarotdemaximo.blogspot.com en el menú que se despliega al clickear sobre el ícono de opciones (en la barra de navegación), y luego actualiza la página. Gracias!