....*

Alta magia tarotística: Con La Luna y sus tinieblas - VENCE SOBRE TUS TEMORES




Son múltiples las sensaciones que a veces nos invaden y no siempre provienen de nosotros mismos, ya que en ocasiones las ensoñaciones o sensaciones psíquicas de otros o del entorno nos pueden hacer presa fácil de su capricho.

Esta lámina nos ayudará a estar en guardia de nuevo contra los ardides del plano astral, ya que el ser humano, dotado de una inteligencia limitada, a veces interpreta las fuerzas cósmicas a su antojo, deformándolas.

La Luna representa a una fuerza pasajera y cambiante, un espejo de la verdadera luz.

Esa langosta (o cangrejo según la versión) que en ella vemos simboliza las fuerzas de un psiquismo que, mal enfocado, puede arrastrarnos hacia el pasado, hacia el lodo, hacia las negruras de un subconsciente que teje con hilos de angustia y depresión terribles fantasmagorías.

Un perro y un lobo - o chacal - refieren a la naturaleza de un yo interno que, sojuzgado y sometido a veces por el hombre, sufre.

En toda naturaleza hay también una expresión salvaje e indómita que son sus instintos primitivos, origen de los tormentos anímicos que al entrar en lucha unos con otros provocan el sentimiento de error y culpabilidad.

Por eso es bueno meditar en ella cuando nos sentimos en medio algún estados alterado de conciencia, con sentimientos turbios y de ofuscación mental y psíquica.

También para favorecer estados creativos, y especialmente para producir desbloqueos del plexo solar y para limpiar nuestras auras.

En el plano físico nos puede ayudar a paliar problemas en el sistema linfático, asma y alergias de todo tipo, nervios ciáticos, y - sobre todo - cuando haya retención de agua y enfermedades que tengan que ver con el aparato digestivo, los pechos y el cerebro.

Medita en esta lámina en caso de tener problemas en los puntos citados y también para conocer los complejos y traumas que residen en el inconsciente, para reconocer los motivos ocultos de la posición en la vida y para transformarte espiritualmente.

Visualízate dentro de la lámina, obsérvate en medio y - como si fueses ese crustáceo - saliendo de la charca que ves en ella, comenzando a caminar por el sendero hasta llegar a las torres.

Desde allí modélate mentalmente tal como quisieras estar.

Repite la meditación durante varios días y asómbrate de los resultados.

La música que se puede usar para acompañar son los valses vieneses, o la suite del Cascanueces de Chaikovski, o El aprendiz de brujo de Paul Dukas.

En casos de claustrofobia  o miedos y ansiedades con respecto al tema de la muerte, o cuando haya, sobre todo, sensaciones o premoniciones de tipo catastrófico, visiones proféticas erráticas o caóticas, es bueno meditar en esta carta junto con la de El Sol y El Mundo para transmutarlas.

Simplemente, una vez que - como se sugirió antes - se ha salido del charco y se llega a las torres del fondo de la imagen, hay que dirigirse a cualquiera de esos arcanos, tratando de sentir la seguridad y tranquilidad que ellos inspiran, por el tiempo que se considere necesario.

En todos los casos siempre conviene realizar algún agradecimiento en general al espíritu del Tarot, y en particular al de la carta La Luna o las extras, tanto al iniciar como al finalizar el trabajo, por el servicio mágico prestado.

Para ello no es preciso emplear ninguna fórmula especial, sino simplemente las palabras que salgan en el momento...





-----------------------------
compendio de alta magia tarotística en
TAROT DE MáXIMO
fuente: La Luna | Tarot Terapia (metirta.com)
imagen: The Moon (La Luna) del Universal
Wirth Tarot




* Si no ves el contenido de este post es porque estás usando algún bloqueador de publicidad junto a tu navegador. Elige Desactivar en tarotdemaximo.blogspot.com en el menú que se despliega al clickear sobre el ícono de opciones (en la barra de navegación), y luego actualiza la página. Gracias!