....*

Destino y personalidad: Lectura de fotografías - LOS RETRATOS HABLAN




La lectura de fotografías es posible gracias a la percepción del sensitivo, del psíquico, del parapsicólogo.

Las fotos son una herramienta que posibilita conocer los pensamientos más secretos, penetrar en los misterios del pasado y del porvenir.

El retrato actúa como una fuente de energía inspiradora que permite percibir determinadas características del ser retratado.

Pero todos los seres humanos tenemos facultades psíquicas, que en algunas personas se desarrollan y en otras sencillamente permanecen adormecidas.

Podemos, entonces, dividir en dos grandes grupos a los seres capaces de leer una fotografía:

- El vidente instintivo, que es dueño de una percepción que no le exige ningún tipo de esfuerzo

- Y los iniciados, que se ejercitan mediante rituales o meditaciones específicas para abrir sus canales paranormales.

Ya que, como hemos señalado, todos poseemos capacidades PSI, se trata de seguir estos pasos para ayudarlo a que se desarrolle su capacidad de adivinación por medio de las fotografías:

Procure estar en un lugar tranquilo, donde los ruidos no lo perturben.

Considere que, para realizar esta experiencia, es importante lograr una adecuada preparación previa.

No practique en cualquier momento, dedíquele un tiempo razonable.

Esta tarea no puede hacerse cuando se está cansado física o mentalmente, ya que en cada ensayo es necesario hacer un ejercicio de introspección para conectarse con uno mismo.

Seleccione la fotografía que quiere interpretar.

Prefiera una foto donde haya una sola persona, para comenzar.

Luego podrá practicar con fotografías de grupos.

Si puede, solicite una foto de una persona que no conozca, pero de quien después pueda recabar información.

Trate de cerrar los ojos y respire profundamente cinco veces para relajarse y despejar la mente.

Una vez que haya alcanzado un estado de relajación y receptividad adecuados, debe tomar conscientemente la decisión de lograr la percepción psíquica de la información sobre la persona.

Luego, comience a palpar con la yema de los dedos la foto que quiere analizar (en el papel o la pantalla).

Si lo prefiere, levántela a la altura de su frente (o acérquese al monitor), la zona que constituye el centro psíquico de la mente y el cuerpo, conocida como 'tercer ojo'.

Déjese llevar por las emociones y los sentimientos que el retrato le inspira.

Por último, tome nota de aquello que siente en su interior: Ideas, sensaciones, presentimientos.

Preste atención a las fuertes señales originadas en el subconsciente.

Si un pensamiento cruza de pronto por su mente, no lo ignore, sígalo atentamente y vea si puede servir de algo y, en lo posible, si es certero o no, para después empezar a establecer puntos de referencia con la realidad.

Cuando trabaje con fotografías de grupos, concéntrese en una persona por vez.

Si sabe el nombre, pronúncielo, como una manera de evocar la información referida a esa persona.

Algunos estudiosos de este tema consiguen ver las emanaciones magnéticas que rodean al cuerpo físico.

Así, afirman que es más fácil distinguir el aura personalmente, pero en ciertos casos esas irradiaciones son tan potentes que se las ve, inclusive en las fotografías.

Por si ese fuera el caso, estos son los significados de los distintos colores del aura:

- Las nubes negras espesas indican odio y malicia.

- Fulgores de rojo sobre fondo negro denotan cólera, pero en el caso de indignación, frente a una injuria o una opresión, esos fulgores son de un escarlata brillante.

- Rojo intenso, inconfundible, pero de difícil descripción: indica las pasiones animales.

- Rojo pardo oscuro: manifiesta avaricia.

- Gris plomizo: expresa profunda depresión.

- Gris pálido: indica sensación de miedo.

- Gris verde: la peculiar nube que puede, con frecuencia, describirse con el epíteto de 'viscosa' denota picardía.

- Carmesí: indica amor. Comúnmente, es un hermoso color claro, que varía siguiendo la naturaleza del amor.

Puede ser un carmesí oscuro y pasar por todos los tonos hasta el rosa pálido, a medida que el sentimiento que genera la coloración es más puro e impersonal.

- Anaranjado claro: indica ambición; oscuro: es signo de orgullo.

- Amarillo: expresa intelectualidad. Si el matiz es profundo, marca frecuencias bajas en el plano del intelecto.

Si, por el contrario, es claro, de un brillo dorado, denota objetos más elevados y menos personales.

- Verde brillante: señala ingenuidad, rapidez en las resoluciones y, con frecuencia, fuerza vital.

- Azul claro u oscuro: significa el sentimiento religioso y, naturalmente, varía mucho, desde el índigo al violeta oscuro.

- Celeste: denota devoción a un ideal noble y espiritual.

- Azul lila luminoso: representa la más elevada espiritualidad.

Según los mismo mentalistas expertos, todos estos colores se presentan en infinitas combinaciones, de tal modo que aunque es difícil leerlos con toda claridad, no lo es tanto cuando se tiene también en cuenta su brillo y la nitidez de sus contornos.

Y tenga presente que el centro de la cuestión consiste en mantenerse siempre en un estado mental tranquilo y receptivo, mientras las impresiones pasan del subconsciente a la mente consciente...




-----------------------------------------
tu destino y personalidad en
TAROT DE MáXIMO



* Si no ves el contenido de este post es porque estás usando algún bloqueador de publicidad junto a tu navegador. Elige Desactivar en tarotdemaximo.blogspot.com en el menú que se despliega al clickear sobre el ícono de opciones (en la barra de navegación), y luego actualiza la página. Gracias!

ShareThis